Buscar temas
Artículos   |   Comunicaciones

Conoce el storytelling o el valor de las acciones humanas

Soledad Puente

Escrito por Soledad Puente Ph.D Universidad de Navarra, España

Storytelling o narración de historias es el método que le permite a los ejecutivos, al igual que a los narradores, sintonizar con sus audiencias.

Hay películas y novelas que han marcado nuestras vidas. Estas, porque estaban bien contadas, nos han hecho reflexionar sobre las causas y consecuencias de nuestra propia vida, tanto personal como laboral.

Si lo extrapolamos al mundo de los negocios un buen relato le permite al empresario, al emprendedor, al ejecutivo, sintonizar con el oyente porque este último se sentirá representado en la lucha transformadora que le narra. Vive, al igual que el ejecutivo, situaciones análogas a las que se le relatan.

El método para lograrlo lo sintetizó maravillosamente Aristóteles en Poética, quien nos señaló que la clave está en el concepto “acción humana”, que serían las luchas transformadoras que sufre el ser humano y su entorno. Lo que hace el artista en escena es recrearlas para el deleite y aprendizaje de otros.

Si seguimos su razonamiento, estas acciones humanas representadas se reconocen en los dolores del ser humano y su lucha por superarlos. Estas luchas, similares a las nuestras, nos permiten identificarnos y reflexionar sobre nuestro pasado y proyectarnos hacia el futuro. Esto es storytelling.

Un ejecutivo lucha diariamente por cumplir con sus objetivos y metas. Estos, si son sobresalientes, se pueden transformar en ejemplos que permiten comprender fenómenos similares para aprender de ellos y evolucionar. El método de aprendizaje sobre la base de estudio de casos se relaciona con esto.

Las dos partes: escenario y situación

1. El gran escenario (el contexto). Es lo que se conoce como the big picture. Son las razones del cambio mayor. Es la gran acción humana en la que la historia del mundo se inserta. Ejemplo, una gran empresa, cargada de tradición e impacto en el país debe cambiar de tecnología. La pregunta que debe hacerse el narrador es ¿a cuál relato social y cultural se ajusta?

En esta etapa el relator debe saber sobre la historia del mundo, del país y de su empresa o emprendimiento en la que se inserta. Uno es un discontinuo en un continuo, les decía a sus alumnos de doctorado Leonardo Polo, profesor de filosofía. En otras palabras, todos somos importantes. Llegamos al mundo para continuar el legado de otro. Desconocerlo limitará sus posibilidades de impacto y empoderamiento.

2. La situación. Es la acción que representa la lucha de un protagonista. Puede ser una persona o un grupo. Lo importante serán sus intenciones y su capacidad de adaptación y habilidad para comprender los pequeños/grandes desafíos con los que se enfrentará. La pregunta es si quién encabeza la acción tendrá la fuerza y la habilidad para sintonizar con los sentimientos de aquellos que afectará y las consecuencias de sus acciones.

Aquí el narrador, como no es ficción, relata la historia desde sí mismo o desde quien, desde sus acciones, mejor representa la lucha por determinadas metas. Este deberá elegir para el relato los desafíos y luchas que mejor representan la gran historia.

Un buen empresario, por pequeño que sea su emprendimiento, es un luchador que reconoce la realidad social y cultural en la que se inserta (el gran escenario) y, con sus acciones humanas (la situación), genera cambios que producen impacto en quienes le rodean y en el período que le tocó encabezar. Para saber reconocerlos y relatarlos una buena herramienta es el método utilizado para la narración de historias o storytelling.

Lee aquí un artículo sobre retórica y persuasión.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoComunicación en Vivo

Diplomados asociados

volver al inicio
X