Buscar temas
Artículos   |   Organización

Educación chilena y trabajo en equipo: ¿Cómo superar la cultura individualista?

Rodrigo Jordán

Escrito por Rodrigo Jordán Ph.D Oxford University, Inglaterra

Estudio internacional señala que Chile es el segundo país más individualista, y ello atenta contra los logros que se consiguen con el trabajo en equipo.

Según el reciente estudio británico Culture and self-construals: Clarifying the Differences (“Cultura y autoconcepto: Aclarando las diferencias”), que analizó los valores culturales de 36 países en el mundo, Chile es el segundo país más individualista después de Estados Unidos.

¿Qué quiere decir esto? Obviamente que en Chile nos cuesta relacionarnos y trabajar en equipo.

Según Unanue, (profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez e investigador de la Universidad de Sussex) esto muestra una tendencia de los chilenos de querer hacer predominar sus ideas y opiniones, incluso a expensas de perjudicar las relaciones sociales y la convivencia.

Las consecuencias: mal liderazgo en lo laboral, falta de soluciones consensuadas y más conflictos que podrían evitarse en todas las esferas sociales.

Además, el estudio de la Universidad de Nueva York, EE.UU. y Penta UC, Chile (2015) “Percepciones acerca de la educación escolar en Chile de estudiantes egresados de enseñanza media y que participaron en un programa de talento académico” señala que: “Los estudiantes mostraron una visión crítica del modelo económico neoliberal en la educación, señalando cómo el espíritu de competencia y el individualismo han afectado al sentido de comunidad, con una primacía de las lógicas de mercado, donde los estudiantes son vistos como consumidores”.

Compartir reemplazado por querer diferenciarnos

Suscribo el análisis de algunos psicólogos sociales que asocian lo anterior a la apertura de las puertas a los bienes materiales desde comienzo de los `80, donde comenzamos a cambiar el compartir por el querer diferenciarnos. En vez del teléfono de barrio, queremos celulares para todos, internet y un auto para cada uno de la familia.

“Privilegiamos nuestras acciones y logros individuales en vez de acciones y logros colectivos. Y para obtenerlos, nos centramos en ser diferentes y en nosotros mismos” (Unanue).

En esos términos, el aumento en la cobertura de la educación, por ejemplo, ha dado pie a una realidad más competitiva: hay más profesionales queriendo ocupar los mismos puestos de trabajo.

Podemos aprender a ser equipo

Hoy los niños tienen derecho a voz y voto, lo que da cuenta de un estilo de crianza que comenzó a darse en Chile a partir de los ‘80 y que, sin proponérselo nadie, ha contribuido a criar personas más individualistas.

De acuerdo al académico e investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, Dr. Jorge Vergara, en el estudio “Concepciones del individualismo y de la educación en el liberalismo contemporáneo”, el sistema educacional en Chile es uno de los más ideológicos del mundo porque afirma incondicionalmente que una carrera universitaria es una inversión.

Por lo tanto, si es una inversión debe ser pagada por la persona o su familia, ya que va a aumentar su valor como capital humano, en el mercado laboral.

Por supuesto que nuestro sistema educacional influye en la convivencia en general y en la cultura de las empresas en particular. No es fortuito lo limitados que somos para generar contextos de confianza en la experiencia laboral.

A mi juicio, este es un gran desafío que parte desde el colegio y luego, en todos los niveles educacionales que estemos. El orgullo de ser parte de un equipo de trabajo, lo podemos aprender en nuestro proceso educativo. Y si lo logramos, podremos tener la posibilidad de enriquecer nuestras vidas laborales compartiendo un propósito común con otros.

Lee aquí un artículo sobre equipos flexibles.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoEquipos de Alto Desempeño

Diplomados asociados

volver al inicio
X