Buscar temas
Artículos   |   Personas

Las emociones en el coaching: ¿Por qué son tan importantes?

Myriam Aluanlli

Escrito por Myriam Aluanlli Master en Coaching y Liderazgo Personal, Universidad de Barcelona, España

El coaching es una metodología que te permite indagar en tus emociones, así como gestionarlas a tu favor.

Imposible hablar de las emociones sin citar a Daniel Goleman, quien logró posicionar el tema de las emociones a nivel mundial   desarrollando el concepto de inteligencia emocional.

Goleman intentó identificar qué factores eran más determinantes para el éxito de una persona, y encontró que una adecuada gestión de las emociones era más determinante en la vida que el coeficiente intelectual. En sus propias palabras: “En el mejor de los casos, el CI parece aportar tan solo un 20% de los factores determinantes del éxito”.

La idea anterior es considerada una de las ideas más revolucionarias e influyentes en el mundo empresarial del siglo pasado, y también se ha incorporado al mundo del coaching.

Las emociones y el cambio

El coaching justamente es una metodología que te permite una indagación en tus emociones, así como gestionarlas a tu favor.

De hecho, John Whitmore, uno de sus principales impulsores, plantea que el coaching es la inteligencia emocional puesta en práctica.

Pero, ¿por qué son tan relevantes las emociones? Esto se debe a que para mejorar o solucionar cualquier situación que pudiera aquejarnos no solo basta con detectar el problema.

También es crítico identificar el componente emocional, ya que se ha descubierto que las emociones influyen en nuestra toma de decisiones, así como tienen un impacto en nuestra atención, memoria y aprendizaje.

Las emociones nos mueven o nos impiden pasar a la acción. Por eso, prestarles atención será determinante para saber si las intenciones de cambiar se convertirán en acciones sostenidas en el tiempo o no.

En el ámbito empresarial, John Kotter, investigador de la Escuela de Negocios de Harvard, realizó un estudio en 130 organizaciones y concluyó que los cambios organizacionales dependen principalmente de poder cambiar las emociones de las personas.

Las emociones nos entregan información

No existen emociones buenas o malas por sí mismas, muy por el contrario las emociones nos entregan información valiosísima acerca de los procesos que estamos viviendo y cómo nos estamos enfrentando a estos.

Por ejemplo, las cosas que nos molestan o nos hacen enojar, por lo general contienen información acerca de lo que es importante para alguien.

Autoconciencia emocional

Poder observar las emociones, sin juzgarlas, y dándote permiso para explorarlas significa desarrollar una autoconciencia emocional, que aumenta tu autoconocimiento y es la mejor estrategia para poder sacar todo tu potencial.

Te propongo reflexionar acerca de las siguientes preguntas:
¿Cuál es tu estado anímico habitual?, ¿cómo influye en tu quehacer cotidiano?
¿Sabes regular tus emociones o las niegas y te dejas arrastrar por ellas?
 ¿Aprovechas la fuerza de tus emociones para obtener mejores resultados? ¿Cómo regulas tu frustración?

A continuación, los invito a ver la conferencia TED de la psicóloga y cofundadora del Instituto de Coaching en el Hospital McLean, Susan David: “El don y el poder del coraje emocional”:

En esta TED Talks, Susan plantea que la forma en que manejamos nuestro mundo interno (emociones, pensamientos) lo impulsa todo. ¿Estás de acuerdo?

Lee aquí un artículo sobre los círculos de preocupación y de influencia.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoEl Proceso de Coaching en Acción

Diplomados asociados

volver al inicio
X