Buscar temas
Artículos   |   Innovación

Gestión del estado de ánimo e innovación: ¡A + felicidad, + innovación!

Michael Leatherbee

Escrito por Michael Leatherbee Ph.D Stanford, EE.UU.

La música, por ejemplo, es una herramienta de la gestión del estado de ánimo que permite mejorar los comportamientos innovadores.

En las ciencias de la administración ya no quedan dudas acerca de la relevancia del comportamiento innovador de los colaboradores para el desempeño de las organizaciones.

Cuando ellos activan comportamientos innovadores son capaces de descubrir e implementar nuevas y mejores formas de llevar a cabo las rutinas productivas, lo cual lleva a reducir los costos de operación.

Estos comportamientos también ayudan a descubrir nuevas oportunidades de negocio, tanto en los mercados existentes como los nuevos.

La gestión del ánimo

¿Cómo se potencia el comportamiento innovador de los colaboradores de la empresa? Si bien existen muchas técnicas y formas, en este artículo me concentraré en la gestión del estado de ánimo.

Recientemente, junto a mis coautores Amanda Williamson, Martina Battisti y Jeffrey Gish, publicamos un estudio que demuestra una relación entre estados de ánimo y el comportamiento innovador.

Durante dos semanas observamos a 121 emprendedores, preguntándoles, diariamente, acerca de su estado de ánimo y sus comportamientos innovadores.

Para la medición del estado de ánimo, nos enfocamos en dos dimensiones: energía y felicidad. Al interactuar estas dos dimensiones, se pueden clasificar los estados de ánimo entre:

• Alta energía y felicidad (entusiasmo)
• Alta energía e infelicidad (ansiedad y temor)
• Baja energía y felicidad (relajo)
• Baja energía e infelicidad (depresión).

En cuanto a la medición de los comportamientos innovadores, les preguntamos acerca de sus comportamientos de exploración de nuevas oportunidades, y la implementación de dichas oportunidades novedosas. De esta manera medimos el nivel de ambidiestría de los emprendedores.

Uno de los resultados más interesantes de nuestro estudio fue la relación positiva entre estados de ánimo energéticos y felices, y los comportamientos innovadores.

Es decir, personas que declaraban estar en un estado anímico entusiasta se esforzaban más en explorar e implementar ideas innovadoras. Un estado de ánimo energético y feliz lleva a que las personas se comporten de manera más innovadora.

Este resultado científico es sumamente interesante porque implica que las organizaciones pueden mejorar su desempeño innovador a través de la gestión del estado de ánimo de sus colaboradores.

La música, una buena herramienta

¿Cómo se gestiona el estado de ánimo? Existen varias técnicas para administrar el estado de ánimo personal y el de terceros.

Por ejemplo, la música es una herramienta sorprendentemente efectiva para la modificación de los estados de ánimo. Una canción que tenga el ritmo adecuado puede llenar a los oyentes de energía, de entusiasmo, optimismo y felicidad.

De hecho, con el fin de mejorar la productividad de sus niños en el colegio, muchas madres y padres comienzan el día llenando la casa de música triunfal. Esto hace que sus hijos cambien sus estados de ánimo hacia lo energético y feliz, lo cual los predispone a enfrentar la vida con más optimismo y confianza en sí mismos.

Por supuesto, existen otras técnicas que complementan o suplen la estrategia de la música. Presentaré algunas de ellas en el próximo artículo.

Lee aquí un artículo sobre innovación y equipos.

A propósito de ánimo, mira aquí una infografía sobre buenas prácticas de higiene emocional.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoComportamiento Innovador

Diplomados asociados

volver al inicio
X