Buscar temas
Artículos   |   Organización

Nuevas generaciones: ¿Trabajar en una gran compañía pasó de moda?

Maximiliano Hurtado

Escrito por Maximiliano Hurtado M.Sc. UC, Chile

Estamos frente a generaciones menos ingenuas: los millennials y centennials. Ellos se ponen su propia camiseta y su carrera es de ellos, no de la compañía. Es otra forma de trabajar.

Les invito a leer el artículo de Carolina Borracchia, profesora de la Universidad Torcuato di Tella en Buenos Aires Argentina y especialista en marca empleadora, quien analiza el cómo las nuevas generaciones se mueven cuando se trata de trabajar.

“Los jóvenes no sueñan con laborar en una gran compañía. Las compañías dejaron de ser “para toda la vida”. Se pasan de unas a otras porque están buscando experiencias y cambiar de empresa es toda una experienia en sí mismo. Así como no se casan con su primer polol@ tampoco lo hacen con las compañías, aún cuando se trate de esa con la que su abuelo hizo una gran carrera que posibilitó que la familia tuviera estabilidad laboral. Y ese es el punto… ¿cuán importante es la estabilidad laboral? ¿es la estabilidad en sí algo atractivo? La estabilidad suena a rutina, a que las cosas no cambiarán. ¡Pues los jóvenes no buscan esos señores!

Estos jóvenes han crecido admirando otras cosas. ¿Por qué entonces esperamos que admiren lo que sus antecesores esperabana del mundo del trabajo? La noción de autoridad cambió, estos chicos valoran a quienes no imponen su autoridad sino a quien se la gana. Admiran la humildad por sobre cualquier título. “¿Te la crees? Fuiste.”

No son sumisos. Se animan a cuestionar lo que otras generaciones no se atrevían siquiera a pensar. Su relación con sus padres y profesores es ligeramente diferente a la de quienes los antecedieron. Ellos admiran la capacidad, no los altos cargos. Predican el altruismo en todas sus formas (solidaridad, medio ambiente, veganismo…) y rezan el slogan de la gaseosa de la transparencia que rezaba ¨las cosas como son¨ antes que cualquier promesa de perfección que quiera venderles el marketing, al que saben desenmascarar más que cualquier otra generación.

De millennials a centennials

Estamos frente a generaciones menos ingenuas: millennials y centennials han tenido mayor acceso a la información que sus antecesores y pueden desasnarse sin la ayuda de los mismos, por sí solos, lo cual los hizo menos inocentes y más críticos y confrontadores.

¿Tecnología? Si, viva subir las cosas a la nube, no trasladarse si se puede hacer “un Skype” y en definitiva, la tecnología hizo que las compañías que no se subieron a la bendita transformación digital sean poco atractivas ¡aún cuando tengan prestigio! Ellos no conciben procesos en donde se pierda el tiempo porque han crecido rodeados de tecnología capaz de reducirlos.

Las grandes compañías no los seducen, son el paraíso soñado de sus padres y abuelos, no de ellos. La gran oportunidad escondida no tiene un nombre popular ni aparece en el corte comercial: son los start-ups y las pequeñas empresas. Al ser ámbitos chicos, se experimenta una mayor cercanía y la formalidad tiene menos espacio. Son espacios ¨amigables.¨ Está más visible el propósito y el altruismo se vive lejos de la definición de la misión, visión y valores de las grandes compañías.

Del mismo modo, esta visión generacional explica por qué crece tanto el emprendedurismo y el crowdfunding, como respuesta a esa inexistencia de la compañía soñada. Si la sueñan, la crean: porque además son autodidatas, basta con ver cómo aprenden con YouTube. Y la empresa propia es claramente atractiva.

¿Por qué “no se ponen la camiseta” de una gran compañía? Porque se ponen su propia camiseta y su carrera es de ellos, no de la compañía”.

Lee aquí un artículo sobre cómo han evolucionado los recursos humanos en la organización moderna.

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoGestión de Personas

Diplomados asociados

volver al inicio
X