Buscar temas
Artículos   |   Construcción

Contratos de construcción: ¡Evita que pasen a arbitraje!

Germán Millán

Escrito por Germán Millán Ingeniero civil Universidad de Chile

Aunque el arbitraje está contemplado en los contratos, implica un gasto en recursos que podría evitarse. Hay mecanismos para resolver las controversias en forma temprana.

En la resolución de controversias entre mandante y contratista, en contratos de construcción, a menudo se está llegando a la etapa de arbitraje. Es decir, las partes no logran ponerse de acuerdo y la resolución se entrega a un tercero.

¿Pero por qué se llega a esta etapa de la resolución de controversias?
Las razones principales son varias: documentos de licitación y del contrato incompletos; falta de procedimientos claros de cómo afrontar las controversias, y representantes de las partes sin las atribuciones o con incompetencia profesional para llevar a cabo la resolución mencionada, entre otras.

¿Es bueno para las partes llegar a un arbitraje?

Pienso que no, ya que este tercero, que no ha participado en el desarrollo de la obra, para bien resolver debe poner recursos humanos (abogados, economistas, ingenieros, técnicos en construcción), que estudien toda la documentación pertinente, escuche a las partes y proponga la solución que resuelva la controversia. Con los costos económicos y en tiempo involucrados para ello. Todo lo anterior es adicional a lo que las partes ya han dedicado a este tema.

Por tanto, para no tener controversias que lleguen a la etapa de arbitraje, se deben mejorar los documentos de licitación. Con términos de referencia completos, con una división clara de las responsabilidades entre mandante y contratista. Incluyendo un capítulo con la calidad y experiencia de los representantes de las partes en estos temas, de modo de disminuir la posibilidad de llegar a arbitraje.

Estos representantes deberían conocer muy bien el contrato, tener las competencias y atribuciones necesarias para manejar las distintas etapas de la construcción. Y contar con un grupo de apoyo, propio o contratado, para poder ir resolviendo las controversias durante el desarrollo de las obras. Y no postergando su solución hasta el final del contrato.

Estos representantes deberían ser los más interesados en resolver los problemas y no pasarlos a instancias superiores. Dilaciones en la resolución de las controversias trae, en general, un ambiente no adecuado para el buen desarrollo del contrato y además costos adicionales.

Dispute Resolution Boards (DRB)

Para apoyar a los representantes en la resolución de controversias es muy útil el uso de los llamados “Mecanismos tempranos de resolución de controversias (MTRC)”, tales como los “Dispute Resolution Boards (DRB)”.

Su uso se está extendiendo en Chile. Y por la experiencia recogida de su aplicación, se ha visto que son de mucha ayuda para que los representantes de las partes puedan resolver adecuadamente.

En un contrato de construcción de obras siempre habrá algunos problemas con las consiguientes controversias. Por ello es importante disponer de procedimientos adecuados para resolverlas y del personal con experiencia por ambas partes, para que ellas no escalen a arbitraje.

Lee aquí un artículo sobre controversias en contratos de obra pública.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoAnálisis de Contratos a través de Casos Reales

Diplomados asociados

volver al inicio
X