Buscar temas
Artículos   |   Gestión ambiental

Planes de descontaminación de Santiago y Temuco: conoce sus logros y temas pendientes

Luis Cifuentes

Escrito por Luis Cifuentes Ph.D Carnegie Mellon, EE.UU.

La mayoría de las personas piensa que los planes de descontaminación no han sido exitosos, pero la realidad las podría sorprender.

Los planes de descontaminación son el instrumento de gestión ambiental disponible para reducir la contaminación. En los últimos años se han promulgado 7 de un total de 15 en el país. Pero ¿sirven para algo o han fracasado? Examinemos los resultados de los planes aplicados en la Región Metropolitana (RM) y Temuco.

Aunque los esfuerzos de descontaminación comenzaron a fines de los ‘80, el plan de la RM es de 1997, y en este momento se tramita su tercera revisión. Los primeros apuntaron a lo obvio: industria, buses y camiones, con límites cada vez más estrictos. La industria ha hecho un gran avance, reduciendo sus emisiones a menos de la mitad en 20 años. Los buses también, aunque lo podrían hacer mejor.

Pero otras fuentes han aumentado (como la leña para calefacción) y hemos descubierto otras fuentes importantes: el nuevo plan incorpora la maquinaria pesada (buldóceres, retroexcavadoras, etc.) y las emisiones de la crianza de animales. ¿Por qué no se comenzó con ellos desde el comienzo? Porque se priorizó lo más importante, y también porque no teníamos tanta información sobre muchas fuentes.

El objetivo de un plan de descontaminación es recuperar la calidad ambiental, cumpliendo con la norma de calidad ambiental. En este sentido, el plan ha fracasado, porque después de 20 años, todavía no se cumple la norma de MP10 (y además se agregó la norma de MP2,5 , que tampoco se cumple!)

¿Ha mejorado la calidad del aire? Aunque la mayoría piense que no, los datos lo desmienten: desde 1997 a 2015, el MP2,5 ha disminuido de 38 a 22 ug/m3, más de un 40%. Y todo esto mientras la población, el parque vehicular, y la actividad económica ha aumentado muchísimo. ¡Se ha progresado, pero nos queda mucho, como vemos en la siguiente figura!

evolucion concentracion de material particulado 2,5 planes de descontaminacion

En Temuco la situación es diferente. Desde que comenzó el plan en 2010 no se ve una tendencia clara. Como en muchas otras ciudades del sur, la contaminación se debe principalmente al uso de leña para calefaccionarse durante el invierno. Cambiar esta práctica cuesta dinero (la leña es el combustible más barato), pero también requiere un cambio cultural.

Esta situación se repite en todas las ciudades del sur (Coyhaique fue declarada la ciudad más contaminada de América por la OMS en año pasado) y su solución es urgente. El impacto en salud es muy alto, más aún considerando la contaminación intradomiciliaria.

¿Está perdida la lucha contra la contaminación? ¡Por supuesto que no! ¿La ganaremos algún día? Tampoco. La contaminación es el resultado indeseado de toda actividad humana, por lo que todos somos responsables, y siempre debemos tratar de contaminar lo menos posible.

¿Quiere ver cual es el nivel de contaminación donde vive? Consulte el Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire aquí.

Les dejo una pregunta para comentar: ¿Cómo puede usted colaborar reduciendo la contaminación que produce?

 2 comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoGestion Ambiental

Diplomados asociados

volver al inicio
X