Buscar temas
Artículos   |   Construcción

Proyecto de construcción: ¡La mirada integral de sus etapas logra mejores resultados!

Hernán de Solminihac

Escrito por Hernán de Solminihac Ph.D Universidad de Austin Texas, EE.UU.

Revisemos las etapas de un proyecto de construcción. Lo ideal es analizarlas integradamente.

La materialización de un proyecto de construcción involucra distintas etapas durante su ciclo de vida. Un proyecto comienza con la existencia de una necesidad y culmina con el abandono de la obra. A continuación detallaremos cada una de sus etapas:

Una necesidad, posibles soluciones y evaluación

1. Existencia de una necesidad: Un proyecto de construcción se origina a partir de una necesidad insatisfecha. Esta puede ser un problema habitacional, falta de conectividad, etc.

2. Identificación de soluciones: En esta etapa se generan todas las potenciales soluciones que permiten resolver el problema planteado. Aquí se propone privilegiar la imaginación por sobre las restricciones.

3. Evaluación y financiamiento: Se evalúan todas las soluciones identificadas en la etapa anterior en base a criterios técnicos y económicos. Se elige la alternativa con la mejor factibilidad, cumpliendo con las exigencias. Además, se evalúa cómo se financiará el proyecto: con capital propio o con crédito.

Diseño, permisos y licitación

4. Diseño y permisos: Una vez seleccionada la solución a implementar, se procede a diseñar el proyecto. Esta etapa considera el estudio del terreno, el diseño arquitectónico, el diseño estructural, estudios de impacto ambiental y redacción de documentos de licitación.

5. Licitación: El mandante realiza el llamado a licitación y adjudica el proyecto. El llamado puede ser carácter público o privado. La adjudicación puede ser previamente reglamentada o ser del criterio del mandante.

Construcción, operación, mantenimiento y abandono

6. Construcción: En esta etapa se materializa el proyecto físicamente. Aquí se define la metodología de construcción, se planifica la obra, se adquieren los materiales y equipos, y se materializa la obra.

7. Recepción y puesta en marcha: Tras finalizar la etapa de construcción, se verifica la calidad de los elementos construidos. Luego de una revisión detallada, se aprueba la obra y se pone en marcha para su posterior operación.

8. Operación y mantenimiento: Las obras de construcción se deterioran a causa de distintas solicitaciones (clima, uso, eventos naturales, entre otros). Es fundamental implementar programas de mantenimiento para un lograr un buen funcionamiento y durabilidad del proyecto.

9. Abandono: Muchas obras, una vez que finalizada su vida útil, deben abandonarse. Esta etapa debe ser considerada con anticipación para minimizar sus impactos.

Mirada integral

Todas estas etapas difieren en distintos aspectos como lo son los costos, plazos, riesgos, entre otros. Además, variaciones en alguna de estas etapas pueden repercutir en las siguientes etapas del proyecto.

Es por esto que los proyectos deben ser abordados de manera integral, considerando todas sus etapas de manera conjunta. Este enfoque es llamado “análisis del ciclo de vida”.

Para culminar les dejo unas preguntas de discusión: ¿En qué etapa de un proyecto de construcción es más efectivo intervenir para reducir los costos? ¿Qué rol juega la constructabilidad en el análisis del ciclo de vida?

Lee aquí sobre cuando es más efectivo intervenir para reducir costos.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoGestión de la Construcción

Diplomados asociados

volver al inicio
X