Buscar temas
Artículos   |   Energía

La oferta de energía: ¿qué ocurre para que siempre esté disponible?

Enzo Sauma

Escrito por Enzo Sauma Ph.D Berkeley, EE.UU.

La curva de oferta de energía nos permite saber cómo varía el abastecimiento de energía respecto a variaciones en su precio.

Sería impensable vivir en un mundo sin energía y, normalmente, pensamos que la energía siempre debe estar disponible cuando lo requerimos en forma diaria. Sin embargo, hoy es algo escaso y no es nada de trivial el proceso que asegura que la energía esté siempre disponible en el momento que se necesita. Veamos la oferta de energía.

¿De dónde proviene este recurso considerado la base para un desarrollo sustentable? De los recursos naturales conocidos como fuentes de energía primaria. Pueden ser renovables, como el agua (energía hídrica), el calor de la tierra (geotermia), el viento (energía eólica), el sol (energía solar), la energía de los océanos y la energía de la biomasa. O no renovables, como el petróleo, el gas natural y el carbón mineral. Actualmente, el petróleo proporciona aproximadamente un 40% de la energía primaria en Chile.

¿Cómo se produce la energía?

La energía se produce a partir de los recursos naturales, gracias a un principio básico conocido como la primera ley de la termodinámica o principio de conservación de la energía, el que dice: “la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma”.

A partir de este principio, durante muchos años la humanidad ha logrado desarrollar tecnología que permite transformar la energía contenida en los recursos naturales en fuentes de energía secundaria, las cuales son utilizadas para el desarrollo de las actividades diarias de los seres humanos.

Como fuentes de energía secundaria podemos mencionar: petróleos combustibles, alquitrán, diésel, gasolina 93, 95 y 97, kerosene, gas natural licuado (GNL), electricidad, gas de ciudad, etc.

Por ejemplo, resulta interesante analizar la producción de energía a partir de los derivados del petróleo. Este, como fuente de energía primaria, se incorpora en un proceso de fraccionamiento que busca romper sus moléculas. Ello, con la finalidad de obtener sus derivados que se conocen como fuentes de energía secundaria: petróleo combustible, alquitrán, diésel, gasolinas para automóviles y aviación, kerosene, nafta y gas licuado, entre otros.

Fuentes alternativas

Si bien la energía es principalmente producida a partir de fuentes convencionales como el petróleo, el gas natural y el carbón, también es posible obtener energía a partir de fuentes renovables y no renovables que son explotadas mediante métodos no convencionales. Un ejemplo lo constituye el llamado shale gas.

El shale gas no es un tipo diferente de gas, sino que se refiere al gas natural que está atrapado en ciertas rocas sedimentarias de granularidad fina conocidas como “rocas shale”.

Las tres mayores reservas de shale gas a nivel mundial se encuentran en los Estados Unidos, China y Argentina.

Lo invito a reflexionar, ¿cuál cree usted que será la principal fuente de energía del mundo en el año 2050?

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoEconomía de la Energía

Diplomados asociados

volver al inicio
X