Buscar temas
Artículos   |   Energía

Conoce la “cuota” de las energías renovables en Chile

Enzo Sauma

Escrito por Enzo Sauma Ph.D Berkeley, EE.UU.

Actualmente el aporte de las energías renovables a la matriz chilena ya supera el 10% (sin considerar la energía hidráulica).

El sector energía es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero, debido a la utilización de combustibles fósiles para producir electricidad. Esto ha motivado a que exista mundialmente un creciente interés en el sector por la integración de las energías renovables (ER) en la matriz energética. ¿La razón? Su bajo impacto en las emisiones de contaminantes globales y locales.

La generación de energía a partir de fuentes renovables corresponde a la energía obtenida de centrales hidroeléctricas (con potencia máxima menor a 40MW para el caso de la ley chilena). Y de proyectos que aprovechen la energía de otras fuentes como la biomasa, el calor de la tierra, el sol, el viento y la energía de los océanos, entre otras.

El caso chileno

Chile es un país que cuenta con muchos recursos naturales renovables. A excepción de los recursos hídricos, las otras fuentes de ER que más han sido explotadas para la generación de electricidad son la energía solar y la eólica. Actualmente, el aporte de las ER no convencionales (sin considerar las centrales hidráulicas) superó el 10% del total de la matriz energética chilena.

Desde el punto de vista de las políticas de incentivo a las ER, en nuestro país existe la Ley 20.257 —denominada Ley ERNC— que establece un sistema de cuota para fomentar las ER.

Esta ley rige desde el 1 de enero de 2010 por 25 años, y obliga a ciertas empresas eléctricas (aquellas que efectúen retiros de energía desde los sistemas eléctricos con capacidad instalada superior a 200 MW para comercializarla con distribuidoras o con clientes finales, estén o no sujetos a regulación de precios) a certificar que una cantidad determinada de la energía proviene de medios de generación renovables no convencionales (incluyendo centrales hidroeléctricas con potencia inferior a 40 MW) , sean estos propios o contratados.

Ley 2025

En 2013, se aprobó una modificación a la Ley 20.257, conocida como Ley 20.698 (o Ley 20/25), consiste en exigir que al año 2025 un 20% de la energía producida (entre los contratos firmados con posterioridad al 01 de julio de 2013) sea proveniente de fuentes de ER no convencionales.

De este modo, la exigencia de generación renovable será de 5% para los años 2010 a 2014. Aumentando en un 0,5% anual a partir del 2015 hasta alcanzar el 10% al año 2024. Ello, para los contratos celebrados con posterioridad al 31 de agosto de 2007 y con anterioridad al 01 de julio de 2013.

Y para los contratos firmados con posterioridad al 01 de julio de 2013, la obligación será de un 5% al año 2013. Con incrementos de un 1% a partir de 2014 hasta llegar al 12% el 2020, e incrementos de 1,5% a partir del 2021 hasta llegar al 18% al año 2024. Y un incremento de 2% al año 2025, para llegar al 20% al año 2025.

Lo invito a reflexionar, ¿Qué nivel de penetración de ER cree usted que Chile alcanzará el 2025?

Asiste al seminario gratuito “Economía de la Energía” que se efectuará el viernes 17 de agosto de 2018. Más antecedentes e inscripción aquí

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoEconomía de la Energía

Diplomados asociados

volver al inicio
X