Buscar temas
Artículos   |   Retail

Los retailers de “ropa rápida”: ¿Qué tiene que ocurrir para que un vestido cueste en Chile $9.990?

Denisse Faúndez

Escrito por Denisse Faúndez MBA y M.Sc. UC, Chile

Muchas marcas de ropa y retailers están empezando a anunciar sus compromisos por un comercio justo y sustentabilidad.

¿Quién no ha caído en la tentación de comprar una polera rebajada a $6.990 o un vestido a $9.990? Pero, ¿nos hemos preguntado qué tiene que ocurrir para que lleguen a Chile a ese precio? ¿De dónde viene mi ropa?

Como indica el documental “The True Cost”, no hay otra industria que dependa más de la mano de obra que la moda. Se calcula que hay unos 40 millones de obreros textiles en el mundo, de los cuales el 85% son mujeres.

Si miramos la industria de Estados Unidos, más del 95% de la ropa que se vende allí se encarga a países en desarrollo como Cambodia, Vietnam, India, que tienen los costos laborales más bajos del mundo, con salarios mínimos mensuales entre los US$40 y US$110, según cifras de la OIT 2013.

Anteriormente, China también tenía uno de los costos laborales más bajos, pero los países empiezan a avanzar, afortunadamente, hacia mejores condiciones laborales y con eso suben los costos y las grandes industrias se mueven a otros países buscando mayores rentabilidades.

Desafío para la gestión del retail

Sabemos que la gestión del retail en muchos casos también incluye la fabricación e importación de productos. Buscar las mejores eficiencias para lograr mejores márgenes es parte de esa gestión. Pero ¿siempre es lo único?

La competencia entre las distintas marcas de ropa rápida ha presionado tanto los costos que efectivamente la ecuación para lograr esos precios es bastante fácil… Para que una polera llegue a Chile a $6.990, significa que al trabajador que la cosió le corresponden…. ¡solo unas pocas monedas!

El hecho que esto siga ocurriendo se debe no tan solo a la realidad precaria de algunos países asiáticos y su necesidad de este tipo de industrias para poder crecer y lograr ingresos, sino que se suman otros factores.

El mundo occidental quiere consumir y consumir barato. Existen algunos signos de la sicología del actual consumidor que no ayudan, tal como la sensación de poder que otorga el acceder a comprar varias prendas de ropa por vez, especialmente en una sociedad caracterizada por el consumo y la imagen.

También influye el acceso a bienes de consumo por parte de grupos sociales que ascienden económicamente, consumo que anteriormente estaba restringido solo a unos pocos privilegiados.

Las lecciones de Rana Plaza en Bangladesh

Vale la pena recordar la tragedia del Rana Plaza en Bangladesh, un edificio de ocho pisos que se derrumbó el 24 de abril de 2013, muriendo más de 1.100 personas, donde había fábricas de ropa y tiendas.

Este terrible hecho destapó esta cruda realidad para todo el mundo, pero también ayudó para que se tomaran ciertas acciones, como por ejemplo, acuerdos internacionales para garantizar el trabajo digno, mejoras en las condiciones laborales y otras medidas.

Así, y desde hace algún tiempo, hay una tendencia a buscar la “ropa limpia” o “moda sustentable”.

Muchas marcas de ropa y retailers están empezando a anunciar sus compromisos por un comercio justo y sustentabilidad en todo el proceso de elaboración. Le hablan a un consumidor que tiene una consciencia más “verde” o socialmente responsable.

La tensión en la elección de esas empresas más sustentables y las de ropa “rápida” es alta. La solución simple para el consumidor sería comprar ropa más cara, pero eso es francamente difícil en la sociedad actual con salarios que deben satisfacer múltiples necesidades.

Sin embargo, al menos tú, ¿mirarás la etiqueta la próxima vez que te compres ropa?

Este artículo fue uno de los más leídos en claseejecutiva.emol.com durante 2017. ¡En marzo sumaremos nuevos contenidos de los Diplomados de Clase Ejecutiva UC!

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoGestión del Retail

Diplomados asociados

volver al inicio
X