Buscar temas
Artículos

Tarjeta de prepago no bancaria: ¿Emerge un nuevo mercado financiero?

Cristián Saieh

Escrito por Cristián Saieh MBA ICADE, España

tarjeta de prepago

La tarjeta de prepago será una interesante alternativa para quienes no tienen cuenta corriente ni tarjetas de crédito.

Durante este año (2017) debería empezar a operar una nueva forma de pago: la tarjeta de prepago no bancaria, que funcionaría sujeta a prepago de los fondos del titular, y que no necesitará ser emitida por un banco. Similares a la bip!

Este sistema se sumará a las ya existentes tarjetas de débito y crédito, y contemplará servicios que incluso son puramente virtuales, sin necesidad de una tarjeta física.

En los últimos años, nuestro país ha vivido un proceso de bancarización. Sin embargo, y según las cifras de la SBIF, a pesar de la existencia de la cuenta rut de BancoEstado, el 66% de los adultos no tiene tarjeta de crédito y, por ende, no puede acceder a servicios de suscripción o realizar compras por internet que exigen este medio de pago.

Este grupo está compuesto principalmente por personas con sueldos muy bajos o que está en Dicom, los extranjeros y algunos estudiantes, a quienes les resulta difícil obtener líneas de crédito bancarias.

La tarjeta de prepago será una interesante alternativa para este segmento, ya que podrá ser cargada y utilizada para realizar pagos sin necesitar una cuenta bancaria. Esta forma de pago ya existe en varios países y, según informa El Mercurio, su uso ha crecido un 22% desde 2010, lo que augura un rápido aumento nacional de este producto y de su mercado.

Se necesitaron modificaciones legales

No obstante, su incorporación no ha estado exenta de problemas, partiendo por su regulación, la que presenta distintos desafíos. Se requirió modificar la Ley General de Bancos en 2014, pues sus disposiciones previas impedían su aplicación en Chile.

En ese sentido, se autorizó a las entidades no bancarias para emitir y operar medios de pago con provisión de fondos (prepago); además, se estableció en una ley propia, distinta a la citada ley, el marco regulatorio al que estarán sujetas.

Asimismo, se autorizó a las cajas de compensación y a las cooperativas de ahorro y crédito fiscalizadas por la SBIF, para constituir sociedades de apoyo al giro con el objeto de emitir y operar medios de prepago.

También se autorizó a Metro S.A. a emitir y operar medios de prepago, lo que podría significar que la tarjeta Bip! se constituya como una de estas tarjetas.

Habiéndose detectado irregularidades en el funcionamiento anticipado de las empresas nacionales que ofrecen este servicio, la SBIF inició una investigación y el Banco Central un proceso de consulta, que culminó en una nueva normativa sobre emisión y operación de tarjetas de prepago, recogida en las modificaciones al Capítulo III.J.1 del Compendio de Normas Financieras del Banco Central de Chile.

Alto costo operacional

En cuanto a los aspectos operativos, las tarjetas de prepago no bancarias, parecen no presentar una alta rentabilidad, pero sí un alto costo operacional; además, las nuevas exigencias de capital para emisores de tarjetas de crédito y tarjetas de prepago que la nueva legislación dispone, supondrán cierta restricciones a la instalación de este producto financiero en el mercado nacional.

En cualquier caso, la llegada de este producto inyectará competencia y permitirá a un segmento mayoritario de la población el acceso a un instrumento financiero de fácil uso.

Colaboró en este artículo: Marcelo Marzouka, coordinador de investigación del Programa de Negociación UC.

Este artículo fue uno de los más leídos en claseejecutiva.emol.com durante 2017. ¡En marzo sumaremos nuevos contenidos de los Diplomados de Clase Ejecutiva UC!

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Nombre del CursoDerecho en la Empresa

Diplomados asociados

volver al inicio
X