Buscar temas

Norma ISO 9001: 2015: ¡Vence el plazo para la actualización! Tema del Curso: Gestión de la Calidad

ISO 9001

Cuando estamos a pocos meses de que termine el período de transición (septiembre de 2018) para implementar la norma ISO 9001:2015 y expiren los certificados de la versión ISO9001:2008, la principal preocupación de nuestras organizaciones es realizar el proceso de actualización lo más rápido posible. Y también al menor costo.

Este cambio de versión no se refiere a aspectos puntuales y de fácil abordaje. No por nada esta es la segunda mayor actualización en los casi 35 años de la norma (la primera ocurrió en el año 2000 cuando se fusionaron las antiguas normas ISO 9001, 9002 y 9003 en una sola y se explicitó la orientación a los procesos).

¿A la rápida o en serio?

La experiencia en la implementación de la norma nos indica que, en general, hay dos tipos de organizaciones:

a) Las que implementan sus requisitos de manera “rápida” con el solo objetivos de lograr el certificado.

b) Las que implementan sus principios con el fin de mejorar de manera efectiva su gestión.

Si se comparan los resultados que obtienen las organizaciones de ambos grupos, es posible observar diferencias importantes entre ellas. Ello debiera ser un aliciente para convencerse de las ventajas de trabajar de acuerdo sus orientaciones, principios y requisitos.

Nada mejor que recordar lo que indica la propia norma en su introducción: “La adopción de un sistema de gestión de la calidad es una decisión estratégica para una organización que le puede ayudar a mejorar su desempeño global y proporcionar una base sólida para las iniciativas de desarrollo sostenible”.

En este aspecto, la forma más eficaz de implementar un sistema es instalar sus atributos como parte integrante de los procesos del negocio, convirtiéndolo en una tarea sistemática de todos. Y nunca como un proyecto aparte o en paralelo.

Cambios relevantes

La versión 2015 de la norma ISO 9001 trae cambios relevantes que buscan cambiar la cara de esta norma. Se convierte en más que un conjunto de requisitos a cumplir, si no en una verdadera guía para la gestión de excelencia.

Veamos algunos cambios. En primer lugar, adapta su estructura al estándar de 10 requisitos, según las directrices de la ISO, que buscan uniformar todas sus normas y facilitar su integración (Anexo SL).

También podemos mencionar la incorporación de prácticas para analizar de manera permanente el entorno (clave en un mundo cambiante como el actual) e identificar a las partes interesadas, lo que amplía la mirada a otros actores además de los clientes.

Otros cambios son la implementación del “pensamiento basado en riesgos” y acciones para abordar los riesgos y las oportunidades. Y la mayor libertad para gestionar la información (desaparece las menciones al Manual de Calidad, procedimientos, instructivos y registros y se reemplazan por la el concepto de “información documentada”). También aparecen requisitos asociados a la gestión del cambio y del conocimiento.

La invitación es a comenzar desde ya el proceso de actualización de sus sistemas de gestión de calidad, para renovar su certificación bajo la norma ISO 9001:2015. Y hacerlo con el foco de que el fin es la mejora del desempeño y de la competitividad de la organización. El certificado es solo un medio.

Mira aquí un video muy didáctico sobre la norma ISO 9001:2015:

Les dejamos una pregunta para reflexionar: ¿Cómo está abordando su organización el proceso de actualización de su sistema de gestión de la calidad?

Lee aquí un artículo sobre la importancia del liderazgo en la gestión de la calidad. 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

volver al inicio
X