Buscar temas

Smartphones: Por qué la dependencia de los celulares llegó para quedarse Tema del Curso: Marketing Digital

Smartphones

¿Cuántas veces les ha pasado que olvidan su equipo celular en casa, o peor aún, cuántas veces han partido a buscarlo, dejando su trabajo por un buen rato? Hoy, los equipos celulares, especialmente los smartphones, se han convertido en una parte muy importante de la vida occidental y por qué no decirlo, del mundo en general.

Si nos paseamos por los diferentes países veremos que del tiempo total conectado, más del 60% corresponde a los smartphones.

De acuerdo a un estudio de enero de 2017, realizado por la empresa Comscore, México lidera el ranking con un 75% del tiempo online, Brasil aparece en segundo lugar con un 72%, seguido por los Estados Unidos y China con un 71%. Mención aparte es Indonesia que supera el 90% del tiempo digital, una gran cifra ¿no?

Este mismo estudio arroja otro dato interesante, tiene que ver con su uso durante el día. Si tomamos los datos de las audiencias de Gran Bretaña, veremos que los smartphones lideran las páginas vistas muy temprano en la mañana, superando a los computadores y tablets. Este comportamiento cambia durante el día, siendo los PC los líderes indiscutidos desde el mediodía hasta la tarde.

El uso se vuelve más intensivo entrada la noche, subiendo todos los dispositivos, aunque sí perdiendo liderazgo los PC y destacando las páginas vistas en tablets.

Este comportamiento claramente nos muestra la influencia del trabajo en el uso de los diversos equipos.

Este uso multiplataforma también esta influenciado por la demografía. Los menores de 24 años utilizan más los equipos celulares, los mayores de 55 los PC, siendo las personas entre estas edades —24 a 55 años—, las que en un 79% utilizan todas las plataformas.

Ahora, más allá de estos datos de uso, lo interesante es adentrarnos en la psiquis de los usuarios. De acuerdo a la consultora Boston Consulting Group, 3 de cada 10 norteamericanos estarían dispuesto a dejar de ver a sus amigos en persona con tal de no abandonar sus celulares, es más, un 45% dejaría de tomar vacaciones, un 46% trabajaría un día más a la semana, y aunque sea extremo, casi un tercio dejaría de… tener sexo por un año.

Para las necesidades básicas

Estos antecedentes quizás suenen extremos, pero la dependencia de los equipos móviles llegó para quedarse, y para ayudar a las personas. Cada vez utilizaremos más estos equipos para satisfacer nuestras necesidades básicas.

Como ejemplo, vemos que los crecimientos en la navegación por smartphones están lideradas por las compras de comida online; las búsquedas de arriendos; las apps para monitorear el estado de salud y registrar rendimientos; las operaciones bancarias, superando las suspicacias de las potenciales inseguridades de utilizar líneas inalámbricas; el uso de sitios de citas amorosas, y por supuesto, las redes sociales, marcadas por el tiempo utilizado en compartir contenido más que publicándolo.

Como ven, la navegación a través de los equipos móviles no solamente está relacionada con la entretención y el ocio, más bien apuntan a mejorar la calidad de vida de las personas.

Les dejo una pregunta para comentar, ¿si la opción es dejar de usar el celular o tener más días libres, durante un mes, cuál preferirían?

 No hay comentarios

Otros artículos de Martin Meister

Déjanos tu comentario

volver al inicio
X