Buscar temas

¿Cómo funciona el coaching? Tema del Curso: Coaching

El coaching es un modelo de apoyo que tiene la finalidad de desarrollar el potencial de las personas, de forma metódica, estructurada y eficaz. Para ello, se centra en las posibilidades de futuro, no en los errores del pasado ni en el rendimiento actual.

Para obtener lo mejor de las personas, el coach debe creer en el potencial de ellas, porque ello tendrá un impacto directo en su actuación. Funciona en base a una relación de confianza y confidencialidad mantenida entre el entrenador y el entrenado. En este caso, el entrenado no aprende del coach, sino de sí mismo estimulado por el coach.

El coaching se aplica para mejorar los resultados que una persona obtiene con su pareja, con su familia, con su jefe, con sus subordinados, con la gestión de conflictos, con la negociación, con el manejo del tiempo, con el estrés, con la salud, con las técnicas de venta, con la motivación, con el liderazgo y, también con la prevención de riesgos y la seguridad laboral.

La esencia del modelo reside en que los resultados que se logran son consecuencia de nuestras acciones o conductas y estas, a su vez, son el reflejo de nuestros pensamientos. La mejora del rendimiento se produce cuando enriquecemos nuestros modelos mentales y podemos generar nuevas respuestas.

Así, la esencia del coaching pasa por enriquecer el modelo mental de la persona entrenada, incrementando su nivel de conciencia y facilitándole el paso a la acción. Todo ello a base de preguntas y retroalimentación descriptiva y no evaluativa.

En resumen, el coaching aporta valor a las organizaciones porque mejora el rendimiento de los empleados, desarrolla su potencial, mejora las relaciones directivo colaborador, fomenta el liderazgo, facilita la motivación, aumenta el compromiso y refuerza la autoestima.

Tres aspectos para lograr el aprendizaje

Dada la importancia de los beneficios, cada vez son más las organizaciones que lo incorporan a su cultura y estilo directivo. En general, se trabajan tres aspectos tendientes a lograr este aprendizaje:

• Análisis de situaciones laborales a través de la indagación reflexiva, que permite revisar la percepción que la persona tiene de su experiencia e identificar los obstáculos que impiden el logro del desempeño deseado.
• Cambio personal que implica el desarrollo de habilidades de liderazgo, de comunicación, de negociación y resolución de conflictos, creatividad, etc.
• Incorporación de conocimientos para la acción, específicos de la gestión.

En este proceso el coach es un observador activo, cuestiona, interroga, enseña incluso a preguntar, pero debe abstenerse de establecer conclusiones. A menudo, ni siquiera da respuestas, la persona guiada que realmente aprende, se da cuenta por sí mismo de lo que hace mal en el desarrollo de las conductas que se ha propuesto.

Los invito a comentar la siguiente pregunta: ¿Has notado un cambio propio o en otros ejecutivos que se han sometido a coaching?

 No hay comentarios

Otros artículos de Nureya Abarca

Déjanos tu comentario

volver al inicio
X