Buscar temas

Empresas familiares: El extraño caso de una firma que buscaba un gerente que no supiera gestión Tema del Curso: Desarrollo Organizacional

Empresas familiares

Este caso real —que ilustra la realidad de muchas empresas familiares— transcurre en una compañía argentina que comenzó sus actividades a principios del siglo XX, cuando un inmigrante italiano formó un taller semiartesanal.

Durante el curso de los años, la empresa creció hasta convertirse en una organización de cierta importancia que ocupaba a varios miembros de la familia.

En el camino se debió integrar personas ajenas a la familia para profesionalizarla, contratando a quienes poseían los conocimientos necesarios para su operación. La mayoría de los cargos de la alta dirección, no obstante, siguieron en manos de miembros de la familia.

A comienzos de la década de los 80, se encargó a una consultora que buscara un gerente general capacitado para guiar a la empresa en momentos difíciles: la recesión que amenazaba a gran parte de las economías del mundo.

La única restricción puesta a la consultora fue que no se deseaba que el seleccionado fuera ningún profesional del área de gestión de empresas. De acuerdo a la experiencia de la compañía, los especialistas en gestión no lograban entender la particularidad de la empresa, les costaba adaptarse con rapidez a situaciones cambiantes, era difícil hacerlos modificar decisiones equivocadas y su dirección terminaba por ser confusa e inconducente.

Para comprender adecuadamente los requerimientos del cargo, el consultor se entrevistó con algunos ejecutivos profesionales de la empresa y pudo enterarse de que la familia propietaria tenía la costumbre de almorzar todos los domingos en la casa de la nonna, donde —por supuesto— se conversaba sobre la empresa y se llegaba a acuerdos o se adoptaban decisiones.

Quienes no pertenecían a la familia no podían participar en el análisis, porque no eran invitados a los almuerzos de la nonna. El lunes siguiente se encontraban con que las decisiones habían cambiado, sin saber los antecedentes y sin poder hacer nada para revertir la situación.

El momento de la profesionalización

La profesionalización de la gestión constituye un momento clave de las empresas familiares. En algunos casos, esta se produce al incorporarse a la alta dirección los hijos profesionales del fundador. Aunque los problemas que se puedan producir se entremezclan con temas generacionales, son solucionados en un lapso relativamente corto.

En otros casos, los descendientes se mantienen formalmente al margen de la gestión y se hace necesario incorporar personas ajenas a la familia. Si no hay una clara delimitación de funciones y responsabilidades, es posible que se generen dificultades que son mutuamente atribuidas a la incomprensión del negocio por parte de unos y otros.

Las organizaciones que logran superar esta etapa resultan enriquecidas nutriéndose del know how de los fundadores y la formación de los profesionales.

Les dejo preguntas para comentar: ¿Ha sabido de situaciones semejantes? ¿Cómo se han enfrentado las dificultades?

Este artículo está basado en Darío Rodríguez (2011) “Gestión organizacional”. Ediciones Universidad Católica de Chile.

 No hay comentarios

Otros artículos de Darío Rodríguez

Déjanos tu comentario

volver al inicio
X